Pero qué sorpresa





9 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Todo va bien, pero....En un quinto sin ascensor y un piso diminuto y una suegra...¿hasta cuando?.
Muy original,Juglar.

mariajesusparadela dijo...

Crréeme que volveré.

mariajesusparadela dijo...

¿hay moderación?

Rayuela dijo...

volveré, volveré, y subiré las escaleras!

tanci dijo...

Uf, todavía quedan pisos sin ascensor. Y parecía que no los necesitábamos. Otra cosa es cuando pesan los años. Ni escaleras, ni arrastrar los pies...ingratitud de la propia vida. Tal vez la vida debiera desarrolllarse al revés, empezar por la vejesz para llegar a la niñez, libre de cansancio. Saludos.

Herr Julius dijo...

Anna Jorba!! Muchas gracias, pero dirá usted, "muy original..., Herr Julius!!!", vamos a ver, que Juglar escribirá bien pero esta sección es mía; pero si lo pone.. "publicado por Herr Julius", ¿ve usted? Sobre su pregunta, ¿hasta cuándo? Con la crisis yo creo que va para largo; hasta el traslado a Santa Lastenia, lo menos.

Mariajesusparadela! (su nick también tiene muchas escaleras:) Éso espero, que vuelva; y sí que hay moderación, porque la vida es muy intensa; la vida es tan intensa que hay que dividirla... No sé, son cosas de Juglar, hay muchísima gente que la odia, entienda usted, que es por seguridad.

Rayuela! Gracias, y vuelva, lo importante es que vuelva.

Tanci! La película tiene unos cuantos años; pero seguro que quedan; lo malo no se agota jamás... no al menos mientras quede gente bien peinada... el mal va siempre de peluquería, yo creo... Ahora que la niñez está libre de cansancio, no sé yo; con lo cansinos que son los adultos.


Bueno, muchas gracias a todos, por la visita hasta este lugar sin ascensor; aunque ahora que miro bien, nadie parece darme la bienvenida, como si ninguno se diera cuenta de que no soy la estrella de este blog... bueno, es igual, a mí no me importa trabajar para gentes poco despiertas.

Saludicos

pluvisca dijo...

Mucha paciencia, y también, un poco de amor no???

Besos

Lucía dijo...

¡Dios! cuanta escalera, ahora me doy cuenta lo que vale un ascensor, jejeje.

En fin,yo venía a darle las gracias a Juglar por sus palabra en mi casa, aunque veo que la entrada es de Herr Julius, pero como creo que le llagará, pues eso: Gracias Juglar te llevo al jardín.

Un saludo a ambos.

Anna Jorba Ricart dijo...

Disculpe Herr Julius, un lapsus lo tiene cualquiera...en proximas ocasiones prestaré más atención... no se me disguste...tiene toda la razón.

Publicar un comentario